martes, 16 de diciembre de 2008

El arte es democrático


Hoy no sé sobre qué escribir. Estoy sentada frente a la computadora sin una idea clara sobre lo que pondré aquí. Me siento muy bien, estoy feliz y agradecida por tener vida, salud y a mi familia en iguales condiciones junto a mí. Estoy muy contenta porque hoy comencé un cuadro y es algo que planeaba hacer desde hace días, incluso había cubierto con gesso dos lienzos con cuadros que antes hice y no me gustaron, para reusarlos, y hoy hice un dibujo a lápiz azul celeste directamente sobre el gesso y comencé a pintar.

Es el rostro de una mujer. No es un retrato de nadie que yo conozca, por lo general hago estas caras de mujeres sin tratar de representar a nadie en particular.

He encontrado mucha inspiración aquí en internet. Hay infinidad de blogs de artistas situados en todas partes del mundo exponiendo felizmente su arte y conjugándolo con sus tareas de maternidad, y eso me llena de energía y de ganas de comenzar a hacer lo mío. Hay veces en que veo las obras de algunas de estas personas y pienso en cuánto me gustaría hacer algo así, y es es como combustible para mí porque me invita más que nunca a crear y expresar lo que sólo yo puedo hacer; uno no puede negar las influencias de quienes nos han precedido en el camino del arte, pero nunca se me ocurriría siquiera intentar convertirme en una copia de nadie más por respeto a mí misma, sin embargo es realmente maravilloso poder accesar a tanto material y disfrutar el inmenso placer de ver a alguien más expresarse de manera sana y creativa!

Por cierto, que esta inmersión a los blogs de mamás-artistas ha cambiado mi forma de pensar. Me apena decirlo pero creo que sin siquiera darme cuenta, yo idealizaba a los y las artistas: de modo ingenuo y quizá hasta obtuso, pensaba que eran personas con una vida llena de caos, mismo que les proveía material de sobra para crear sus pasionales obras de arte.

La mayoría de modelos femeninas en esta área tienden a ser mujeres que no tuvieron hijos y cuyas vidas y personalidades parecían cruzar los límites de lo convencional, en lo que radica precisamente su encanto y la gran popularidad de que gozan como estandartes feministas en el terreno del arte. No es en absoluto común que una madre y ama de casa (que no desea vivir una vida tormentosa a cambio de los servicios de la musa), sea el icono de la creación artística femenina.

He dado con el hilo negro, jiji, al menos para mí! y gracias a las diosas, las musas y al bendito internet, finalmente comprendido, que el león no es como lo pintan y que, como todo en realidad, el arte viene envuelto en toda clase de paquetes, se desborda en todo tipo de vertientes y las etiquetas, excepto cuando contribuyen a "clasificarlo", lo único que hacen es limitarlo.

Este tema me gusta tanto, que podría seguir y seguir, pero lo dejaré para próximos posts, porque tengo que dormir.

Dulces sueños diurnos y nocturnos,

artistas del universo...uníos!

1 comentario:

Notitas a mi alrededor dijo...

Lo bueno es que no tenías idea de qué hablar no?.
A que Yvalú, siempre con las palabras correctas y tu fluido y rico vocabulario.
Tienes razón, etiquetar al arte es encerrarlo entre 4 paredes, supongo que en la búsqueda de comprender un poco la mente del autor. Siguenos sorprendiendo con tu sinceridad y apertura, que nosotros te eseguiremos comentando. Besitoss Au revoir.