martes, 13 de octubre de 2009

La lluvia ayer y ahora

Estoy escuchando la lluvia caer. Ya es el tercer día y en mi pedazo de tierra han comenzado a crecer algunos hongos blancuzcos y con pincelazos en naranja.
El olor que deja la lluvia, que impregna y dota de vida y fuerza a la tierra, el intenso verde que cobran las hojas, me conecta con mi infancia.
Yo viví 10 años rodeada de un jardín que me parecía inmenso y mi pequeña casa tenía grandes ventanales por los que ver lluvia era una experiencia hermosa.
Todo adquiría matices distintos, como coloreados con dedicación por inmensas y delicadas manos tras la lluvia.
A pesar de que llovía a menudo, recuerdo que cada lluvia me parecía bienvenida y aún mejor si podía salir a mojarme y sentir las heladas gotas empaparme de pies a cabeza.
En las pocas ocasiones en que granizaba, era maravilloso alentar la fantasía de un jardín nevado y recolectar los pequeños hielitos en una cubeta.
Los hongos eran uno más de los placeres que acompañaban las lloviznas. El jardín se llenaba de pequeñas cabecitas blancas sostenidas por finos filamentos y disfrutaba recostarme en el pasto y verlos de cerquita, tocarlos suavemente y a veces arrancar alguno.
Me acuerdo de un paraguas que mi mamá tenía, transparente ,que me encantaba y que yo sacaba vestida de blanco y con zapatos de tacón sintiéndome una fina dama de otra época, una "mujercita" salida de mi libro de cabecera, caminando entre las briznas húmedas que salpicaban la piel blanca de los zapatos.
Siempre asocio la lluvia con un gozo antiguo, la recibo agradecida, aunque a veces, como ayer, signifique llenar una cubeta afanosamente con el agua que recoge el trapeador y que exprimo innumerables veces, hasta dejar el piso de nuevo seco.
Gracias a la lluvia deseando que lave mi corazón y lo devuelva fresco e inocente como ayer, que impregne mis células de energía vibrante y que alimente las fantasías que sanan e inventan sonrisas infantiles!

3 comentarios:

Aura Violeta dijo...

que Asi Sea Vanessa que Tus Deseos se Hagan realidad, que hermosos recuerdos llenan Tu Cabeza y que hermosas son las palabras de Tu Corazon :)
gracias por Compartir!
un abrazo!

Carmen dijo...

y aqui que no llueve!
y me encanta la lluvia y el frio tambien, y tus palabras hermossisisimas!
abrazos!

www.familianatural.org dijo...

cómo me gusta el olor de la lluvia...gracias por compartir tus recuerdos, Vane!