martes, 6 de octubre de 2009

Dispersión


Dispersa, dispersa, dispersa, traigo la energía y la mente dispersas, ando desenfocada y eso me incomoda enormemente! Quiero hacerlo todo, llenar todos los espacios de tiempo, ser productiva, disfrutar, descansar, hacer, limpiar (no, no quiero limpiar, sólo siento que debo hacerlo), pintar, coser, ahhhh! Creo que en realidad quisiera desaparecer un poco, un ratito, algo así como tener un clon que haga todos mis deberes y yo pueda tomar entonces pequeñas siestas, escribir y pensar mucho, aclarar las tormentas en mi mente y recuperar el faro para nadar con un propósito definido. Aunque, así de territorialista como soy, es muy probable que terminara sintiéndome celosa del clon y la invitara "gentilmente" a recorrer el mundo y sus alrededores... No sé ni qué quiero y supongo que eso ha de reflejarse en mis posteos, divago, divago en busca de tierra firme. Más bien entonces quisiera desarrollar la capacidad de sustentarme mejor, de apoyarme y cuidarme en la manera en que intento hacerlo con mi hijo. De recordar escuchar a mi cuerpo cuando me dice que está cansado e irme a dormir, de confiar más en los demás y simplemente delegar más seguido para tomar una siesta o ver una película en santa paz o de acariciarme el ombligo, qué se yo. Me siento enojada conmigo por tenerme en un estado de abandono, por no regarme lo suficiente, no escucharme de verdad en todo aquello que me mantenga entera, fuerte, flexible, alegre y armónica. Evado lo que necesito llenándome de deberes, quereres, anhelos ajenos o prescindibles, expectativas propias y no propias y todo un barullo de letras, palabras, actividades y demás que no hacen sino desviarme de mi camino. Tentaciones a las que cedo y luego me arrepiento. Me siento no muy lejos de un comportamiento adicto en el que persigo lo que considero momentáneamente necesario, esa persecución me agota, y al obtenerlo me siento avergonzada y derrotada por mi propia debilidad. Me fuí tras de lo vacuo, NECESITO recuperar lo esencial. En esta semana me siento perdida, sin brújula, sé que la recuperaré, pero creo que lo indispensable es crear, reunir herramientas para que la próxima vez que me suceda, no pierda tiempo analizándolo ni recriminándome, sino simplemente me sacuda el polvo y me oriente con ayuda de las estrellas.

4 comentarios:

Jime... dijo...

que claridad :)
a mi me pasa que luego de escribir las cosas todo se armoniza :)
espero este tambien sea tu caso, que lo hayas escrito y ahora puedas sentirte liberada y en paz, un abrazo!

Vanyvalu dijo...

Sí, de hecho cuando escribo clarifico muchas cosas, como cuando converso con personas que saben escuchar sin juzgar y que ayudan con sus opiniones a limpiar la visión y el camino. Muchas gracias por tus palabras.

Carmen dijo...

tienes razon, como nos descuidamos, pero lo que tu estas haciendo es bueno, el darte cuenta es muy bueno pero no vayas a ser muy dura contigo misma, okay? perdonate y date la oportunidad de empezar siempre SIEMPRE otra vez, en una hora mas o manana pero empieza, como dicen cada dia es una nueva oportunidad.

Martha dijo...

Hola!!!

Amiguita, me veo totalmente en este post, cuantas verdades, así me he sentido últimamente y es uno de esos articulos que me hubiese haber escrito yo... Gracias amiguita por colocar en palabras lo que sentimos otras mamis como tú y como yo; que estamos en la búsqueda y no nos damos por vencidas....

Animo creo que siempre nos pasa, y a medida que corren los dias nos vamos re-encontrando, ya que cuando lo escribes te vas dando cuenta que es lo que pasa realmente más allá de la palabra, espero que pronto te sientas mejor y logres encontrar tú Norte!!!

Te dejo un abrazote y sigo leyendote!!!

Besitos!!!