lunes, 4 de enero de 2010

Hoy me toca decir que a pesar de haberme ausentado durante tantos días y tener en el tintero las letras festivas, agradecidas y atareadas de las celebraciones pasadas, las fotos pendientes de los regalos, las envolturas, las maravillosas pinturas que mi hijo hizo para sus abuelos y demás, hoy sólo tengo la necesidad de hacer acto de contricción y confesarme, así que eso haré. Quedarán en pausa los buenos deseos y los incumplibles propósitos, las visualizaciones para este año que comienza y todo lo porvenir, porque hoy es mi momento de pedir perdón y de reencontrar el camino a casa, al corazón, a lo verdaderamente importante, a lo único que debe ser prioritario en mi hacer diario y eso es el amor.
El amor a mi hijo.
Estos días, tal vez inundada por los deberes, los quereres y los laberínticos ires y venires de ideas en mi mente, me he ausentado de mi hijo, he estado presente en cuerpo, pero no en alma, no en sustancia, no en corazón. Me he perdido de horas valiosas e irrepetibles de contacto cercano, cálido y entero con mi hijo por ir persiguiendo una satisfacción personal, ilusoria y breve.
Como resultado me he sentido agobiada, presionada, cansada, culpable, y sobre todo una muy mala madre, bastante deficiente!
Ahora, sé que no soy una mala madre, sé que mi hijo sabe que lo amo y que percibe mi amor en innumerables gestos y actos grandes y pequeños, pero es importante dejar esto en claro para mí y atestiguarlo, reconocerlo para evitarlo en un futuro cercano y lejano.
Me ha dolido darme cuenta de cuan a menudo me ausento de la vida, de que muchas veces intento vivir como si pudiera abarcar mucho más de lo que en realidad soy capaz, como cuando intento escuchar dos conversaciones al mismo tiempo y me esfuerzo por entender ambas, pero en realidad no estoy en ninguna en totalidad.
Me estoy cuestionando cuánto de mí doy, qué tan presente estoy cuando hablo con alguien, cuando cocino, cuando me baño, cuando como, cuando, etc, etc.
Quizá es por eso que siempre pienso que no es suficiente lo que hago y lo que soy y lo que doy, porque en realidad no me permito estar de manera integral en mi persona y en mi vida.
Es como si viviera corriendo detrás de algo que no sé que es, corriendo como si con ello alcanzara los años perdidos, el tiempo perdido, las malas decisiones, lo pasado. Y al hacerlo me voy perdiendo el presente y creo que vivo cuando en realidad no lo estoy digiriendo a totalidad, subida en este tren que no me lleva a ninguna parte a donde en realidad quiera llegar.
Creo entonces que si hay algún deseo, intención y compromiso que en verdad quiero lograr a partir de hoy, es el vivir consciente, presente y totalmente cada uno de mis días.

Éste es mi regalo de amor de mí para todos, incluyéndome.
Les deseo incontables bendiciones, conciencia, luz, amor, alegría, plenitud, espíritu, lecturas, creación, vida, abrazos, salud, dicha, gracia, crecimiento, gratitud, tribus y familias amorosas, perdón, compasión, comprensión, generosidad y buen humor!
Gracias por su compañía, sus palabras, su tiempo, su generosidad y su presencia, gracias!

6 comentarios:

Mamá Gallina dijo...

Yo creo que lo que te pasa a ti, nos pasa a muchas mamás y justo en estos días en los que uno anda atareada y con mil compromisos familiares y personales encima. Justo a mi me pasó hace unos días, precisamente en el año nuevo me desespero tanto mi hijo que lo jalonée y tuvimos que salir a caminar para que controlara el berrinche tanto de eél como el propio. Fue muy malo por que toda la familia estaba, se dió cuenta y depsués juzgan sin más. Pero una que pasa por eso, que tiene tantas cosas en la cabeza y en el alma sabe la profundidad de estos actos, el por que. Después al llegar a casa, hablé con mi hijo, le pedi perdón y le dije que iba a ser más tolerante pero que el también tenía que poner de su parte. Son tan sabios los niños que me abrazo y me dijo: Te amo Mamá, el amor es tan incondicional que eso me hizo sentirme un poco mejor.

No te mortifiques por tantas cosas, dejate llevar y te aseguro que en lo que haces no hay ningún acto de inconciencia tan es así que te estas dando cuenta de una forma en la que no te gustó vivir en específico ese momento de tu vida.

Feliz año y mis mejores deseos para ti y tu familia, Abrazo virtual!

Carmen dijo...

es parte de ser mama, no te me deprimas por favor, tu eres maravillosa, y en unos anos mas lo vas a notar, ahorita es porque ahi vas pero te aseguro que vas bien, confia en mi
abrazos!

Martha dijo...

¡Hola Amiguita bella!!

Amiga gracias por el regalo creo que me llega en el mejor momento, Gracias!!! A mi me pasa igual, quiero vivir de manera consciente y encontrar el equilibrio, pero es muy difícil ahí voy en la lucha al igual que tú...Por ahora tengo claro que debemos hacer de a una cosa esa que nos llene y nos haga bien, porque por querer hacer muchas al mismo tiempo, no llegamos a ningún lado y eso nos frustra mucho...

No te des tan duro, mira todas pasamos por lo mismo, todas nos equivocamos en su momento, y quisiéramos poder controlar todo, es ahí en donde se nos hace tan difícil delegar, porque por naturaleza creemos que otro no lo hará como a nosotros nos gusta, pero debemos aprender a hacerlo, para liberarnos y aprender a disfrutar las cosas como vienen y no sentirnos cansados ó agobiados por llevar tanto peso, tiene mucho valor lo que dices, lo que haces, pero si no estas bien, nada estará bien... es inevitable no sentirse mal, por lo que sucede ya que nos afecta y nos duele por donde le veamos, pero ahí coincido con mamá Gallina, creo que debes dejarte llevar por los buenos momentos disfrútalos y guárdalos bien en tú corazón!!

Te abrazo desde la distancia mi querida Vane!!

Muacksss

Vanyvalu dijo...

Muchísimas gracias por sus comentarios que me hacen sentir mejor no sólo por sus consejos y palabras de apoyo, sino especialmente por lo que habla de cada una de ustedes, cuya amistad agradezco de corazón.
Abrazos!

Aura Violeta dijo...

te digo una cosa Vane, esa Chispa que te ha llevado a Ver en esa magnitud, (con todo lujo de detalles aprovechables ;), con toda la Honestidad y Transparencia que solo tiene la Verdad), "tus ausensias de Ti", esa Chispita es tu Sustancia, tu Alma, tu Corazon, esa Chispita eres Tu, tu Amor de Madre, todo todo Vane en su expresion mas elevada es Amor.

Yo creo que todo lo que haces es maravilloso porque eres una mujer/madre llena de talento y creatividad y eso es muy bueno para tu hijo, crecer conociendo el Potencial de su madre, yo creo que lo que haces es Perfecto y Creo que por el camino de auto-observacion por el que te mueves amiga, no tardaras mucho en Sentir la Plenitud de ese Deseo cumplido...

Vivir Conciente, Presente y total cada uno de Tus dias, me uno a ti desde alla arribita para que asi sea Vane y Gracias por tu Regalo, es Hermoso...

:)

Vanyvalu dijo...

Aura bonita, tus palabras me llenan de emoción, muchas gracias por todo lo que expresas, gracias!
Bendiciones amiga!