miércoles, 7 de abril de 2010

Se hace el camino al andar, vaya que sí...

En medio de tanto trabajo interior y algo exterior, de tantos subes y bajas emocionales en mi búsqueda de consciencia, abandoné el privilegio de escribir "en voz alta" mis pensamientos.
No encontraba un momento de calma y balance para expresar lo que ni siquiera podía organizar en mi mente y en mi cuerpo.

No pasa nada y pasa todo, no hay grandes cambios en lo aparente pero siento una tempestad seguida de una intensa paz, luego viene un inmenso amanecer cálido y sereno para después anochecer sin luna y rodeada de fuertes vientos, más o menos así me siento.

Siempre me he colgado de los libros como quien se aferra al salvavidas en medio del oceano, siempre busqué las respuestas y las guías en las letras impresas, en los caminos ajenos y en las experiencias compartidas. Soñé, idealicé, deseé y temí con igual fuerza que me pasaran las mismas cosas, encontrar la misma seguridad, vislumbra el camino con claridad y atravesar la noche oscura del alma para salir triunfante, luminosa y entera y permanecer así el resto de mi vida.

A mis treinta y un años estoy empezando a andar mi camino y no tengo la mínima certeza de nada, siento más dudas que cabellos en mi cabeza y a veces me pienso enteramente sola en este andar entre lo que mi mente desea y lo que puedo lograr en un tiempo determinado, entre lo que mi cuerpo me pide y lo que quiero imponerle, entre mis brillantes expectativas y lo pequeñito de mis avances.

Pero hay algo que sí sé de cierto y no lo supongo (J.S) y es que estoy viva, mi corazón late constante y mi respiración continúa, no hay marcha atrás en mi determinación de crecer y honrar mi camino, mi voz y mi alma y aunque a veces parezca retroceder, sigo adelante.

Por primera vez desde hace años me siento sin reglas, sin instrucciones y totalmente responsable de lo que yo decida hacer con mi viaje y nunca me había sentido más asustada.

Sigo adelante, y hacia los lados y hacia adentro y hacia arriba y hacia donde mis pies me lleven, con miedo pero con amor también, con prisas a veces pero también con tolerancia y paciencia, con incomodidad en ocasiones, pero con profundo agradecimiento porque por fin, estoy andando mi camino, ese que voy haciendo, forjando, danzando, pintando, cosiendo, escribiendo, cocinando, limpiando, lavando, amando, besando, abrazando, llorando, soñando y viviendo cada momento de mi vida.

Voy caminando, sigo avanzando, camino...

4 comentarios:

Mamá Gallina dijo...

Me sentí tan identificada con lo que escribes, aveces me siento así.
Hay díass en que el entusiasmo derborda hasta por mis poros y otros en los que sólo quiero llorar y decir fue suficiente, devuelvanme mi felicidad.

Justo el otro día me sentí terrible cuando mi hijo me vió llorar y me dijo: no llores mamá, yo te cuidaré. Me pareció un acto de inocencia pura, pero por otro lado me sentí fatal por que se supone que el adulto soy yo.
Sin embargo siempre pienso, ánimo y adelante... si me duele, lloro, limpio mis lágrimas y me digo a mi misma: la vida continua y hay que seguir para ver lo que nos espera en la siguiente parada.

Y todo esto es un viaje personal... en en que uno desnuda su alma. Abrazo virtual y te mando un abrazo!

Aura Violeta dijo...

que hermosa Sabiduria, puesta en palabras preciosas, que lindo escribes Amiga! pero mas lindo aun es todo aquello que Eres, Gracias por compartir.Lo, por habernos encontrado, te envio un Abrazo profundo y una lluvia de Bendiciones de Colores y rayos de Sol que refresquen, entibien e Iluminen siempre tu Camino.

Carmen dijo...

y vas a llegar a los cuarenta y vas a sentir un poco lo mismo pero al mismo tiempo la seguridad y confianza en ti misma va a ser mas fuerte. y sabes que? buscar es bueno y si no encuentras sigue para delante no pares, como dicen en el camino y los medios encontraras la felicidad y satisfaccion tu alma desea
muchos abrazos y besitos para ti y tu bebito de chocolate ;-)

Carmen dijo...

espero que todo este bien y que te hayas divertido con tu mama.
ya he venido varias veces y no veo nada aqui, ojala hos ensenes fotos pronto
abrazos